Por lo general, nuestro servicio PostaMail se puede explicar desde el ahorro de costes, la eficiencia, la redirección de tareas hacia trabajo con valor añadido… Esto, decimos, normalmente. En situaciones como el estado de alarma y el confinamiento que estamos todavía viviendo, y ya veremos durante las fases que nos llevarán hacia la nueva normalidad, también se trata de una cuestión de necesidad.

Comunicaciones transaccionales en papel y digital al mismo tiempo

Pensemos en un caso del día a día en el que una empresa tiene que hacer un envío postal masivo con confirmación de entrega. A grandes rasgos, se trata de imprimir, ensobrar, direccionar, trasladar los sobres a la empresa de mensajería, esperar a que llegue la confirmación de recepción, analizarla y archivarla. Por supuesto, se pueden barajar proveedores para esta o aquella parte del proceso, pero la propuesta de MailTecK & Customer Comms incluye un tratamiento integral que comienza desde una impresora virtual en el ordenador del empleado (que puede trabajar en casa, como seguramente esté ocurriendo ahora) y termina en una custodia de las confirmaciones de entrega, con valor legal. Y en medio, seguimiento electrónico de la situación de cada envío. Cómodo, eficiente, sostenible y con la garantía de que nuestro proveedor, Correos, continúa plenamente operativo en estos tiempos tan complejos.

Así lo han entendido un buen número de empresas desde que pusimos en marcha esta herramienta. A continuación, te contamos brevemente cuatro casos prácticos con sus particularidades.

¿Te identificas con alguno de los casos prácticos o crees que PostaMail puede facilitar el día a día de tu empresa? Cuéntanos tu necesidad. Puedes hablar con la responsable de nuestro departamento de desarrollo de negocio, Alba Casares, por correo electrónico (acasares@customercomms.com) o en el teléfono 686 261 327, para solicitar acceso a este servicio.